Dark | Conexiones con precisión alemana (sin SPOILERs)

Dark es la primera serie en alemán de Netflix. Y menuda serie. Podríamos decir que mezcla del drama con lo sobrenatural o la ciencia ficción, añadiendo unos toques de thriller al más puro estilo Fincher y, si, la comparación con Stranger Things parece que es inevitable.

Es muy difícil resumir el argumento de la serie sin hacer ningún spoiler, así que os diré lo que dice Netflix: tras la desaparición de un niño, cuatro familias desesperadas tratan de entender lo ocurrido a medida que van desvelando un retorcido misterio que abarca tres décadas. Winden es el típico pueblito tranquilo en el que nunca pasa nada, hasta que pasa… y cuando pasa… sale toda la mierda. Esto sería. La primera temporada cuenta con 10 episodios que rondan los 45-55 minutos de duración. Se dice, se comenta, que la segunda temporada está prevista para 2019 (mátame camión).

¡Quiero leer más!

Anuncios

The End of the F***ing World | Psicópatas, hipsters y amor

The End of the F***ing World es una serie británica basada en el cómic del mismo nombre de Charles S. Forsman. Producida por Channel 4 y con la, hoy en día tan valorada, coproducción de Netflix, la serie nos cuenta la historia de James y Alyssa, dos jóvenes de 17 años con mucho por descubrir. James (Alex Lawther) se define a sí mismo como un psicópata y está buscando a su próxima víctima (‘algo mas grande que un gato’). Alyssa (Jessica Barden) es rebelde, algo bocazas y, en general, una odiadora o hater para los millennials. Porque sí, esta es una serie millennial / hipster / indie / moderna / otros términos que probablemente signifiquen lo mismo que los anteriores.

¡Quiero leer más!

Red Oaks | Juventud con mallas y pelazo

Una vez más, si amigos, aquí están, aquí vuelven… ¡los 80! Lo que da de si esta década… las mallas ajustadas, la ropa de aerobic, los pelazos ondulados, los maquillajes imposibles, el color, la fiesta y el desenfreno. Los 80 están de moda y a mi me encantan. En esta serie, además, mezclan los elementos ochenteros con el acné, los problemas amorosos y demás asuntos de la chavalería ¿Qué más se puede pedir?

¡Quiero leer más!