The End of the F***ing World | Psicópatas, hipsters y amor

The End of the F***ing World es una serie británica basada en el cómic del mismo nombre de Charles S. Forsman. Producida por Channel 4 y con la, hoy en día tan valorada, coproducción de Netflix, la serie nos cuenta la historia de James y Alyssa, dos jóvenes de 17 años con mucho por descubrir. James (Alex Lawther) se define a sí mismo como un psicópata y está buscando a su próxima víctima (‘algo mas grande que un gato’). Alyssa (Jessica Barden) es rebelde, algo bocazas y, en general, una odiadora o hater para los millennials. Porque sí, esta es una serie millennial / hipster / indie / moderna / otros términos que probablemente signifiquen lo mismo que los anteriores.

Siguiendo con la historia, James y Alyssa deciden dejarlo todo atrás y embarcarse en una especie de road movie inglesa. Normal que lo quieran dejar todo con el percal que tienen en casa, también te digo. Total, que lo que parecía una excursión de adolescentes con vistas a historia romántica se les complica un poquito y los dos acaban metidos en un lío con policía y todo.2

Es una serie británica. Este no es un dato aleatorio, es algo importantísimo porque las series británicas ¡son lo más! El acento, los personajes, las tramas (sobre todo en las series juveniles), la fotografía, la música, el montaje,… todo eso está en The End of the F***ing World y es lo que hace que gane puntos en mi corazón. A ver, esta serie no llega al nivel de Skins o Misfits, que para mi son lo más de lo más, pero tiene esa esencia que me encanta.

Es cierto que se basa en clichés. La serie crea unos personajes estereotipados en plena edad del pavo (pero la mala-mala) para luego ir rompiendo todas esas convenciones. Al principio, los protagonistas son dos adolescentes empeñados en ser rebeldes y cool, sobre todo Alyssa. Pero a medida que avanza la temporada el papel que cada uno intenta mantener va perdiendo fuerza hasta dejar ver a dos personas distintas a las del capítulo 1. En apenas 3 horas de serie, vemos crecer a estos dos jóvenes y superar problemas… algo inverosímiles.

3Unos personajes inadaptados que acaban siendo así por las circunstancias de su vida y que vivirán un viaje en el que toda su percepción del mundo cambiará y ellos mismo se convertirán en personas diferentes.

La premisa es buena, el planteamiento no me ha terminado de convencer al 100% pero me parece aceptable. Aun así, donde realmente gana puntos esta serie es en su identidad visual. Rezuma rollo indie por todos los poros, desde la fotografía hasta el vestuario o la forma de contar la historia. Utilizan imágenes muy estéticas con una fotografía cuidada y, como es costumbre en las series inglesas, la música perfecta para cada ocasión. Voces en off de ambos personajes, saltos en el tiempo,… todo el paquete está perfectamente pensado y a mi me ha convencido totalmente.

Por último comentar que me han gustado mucho las interpretaciones de Jessica y Alex. La cara de nada de James me parece estupenda y creo que Jessica borda el personaje de Alyssa haciendo que la odiemos y la queramos al mismo tiempo. Parece una serie insulsa que no lleva a ninguna parte, ‘la serie en la que E4 se convirtió en hipster’… pero es mucho más que eso y os animo a que le deis una oportunidad ¡no os vais a arrepentir!

4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s