The End of the F***ing World | Psicópatas, hipsters y amor

The End of the F***ing World es una serie británica basada en el cómic del mismo nombre de Charles S. Forsman. Producida por Channel 4 y con la, hoy en día tan valorada, coproducción de Netflix, la serie nos cuenta la historia de James y Alyssa, dos jóvenes de 17 años con mucho por descubrir. James (Alex Lawther) se define a sí mismo como un psicópata y está buscando a su próxima víctima (‘algo mas grande que un gato’). Alyssa (Jessica Barden) es rebelde, algo bocazas y, en general, una odiadora o hater para los millennials. Porque sí, esta es una serie millennial / hipster / indie / moderna / otros términos que probablemente signifiquen lo mismo que los anteriores.

Siguiendo con la historia, James y Alyssa deciden dejarlo todo atrás y embarcarse en una especie de road movie inglesa. Normal que lo quieran dejar todo con el percal que tienen en casa, también te digo. Total, que lo que parecía una excursión de adolescentes con vistas a historia romántica se les complica un poquito y los dos acaban metidos en un lío con policía y todo.2

Es una serie británica. Este no es un dato aleatorio, es algo importantísimo porque las series británicas ¡son lo más! El acento, los personajes, las tramas (sobre todo en las series juveniles), la fotografía, la música, el montaje,… todo eso está en The End of the F***ing World y es lo que hace que gane puntos en mi corazón. A ver, esta serie no llega al nivel de Skins o Misfits, que para mi son lo más de lo más, pero tiene esa esencia que me encanta.

Es cierto que se basa en clichés. La serie crea unos personajes estereotipados en plena edad del pavo (pero la mala-mala) para luego ir rompiendo todas esas convenciones. Al principio, los protagonistas son dos adolescentes empeñados en ser rebeldes y cool, sobre todo Alyssa. Pero a medida que avanza la temporada el papel que cada uno intenta mantener va perdiendo fuerza hasta dejar ver a dos personas distintas a las del capítulo 1. En apenas 3 horas de serie, vemos crecer a estos dos jóvenes y superar problemas… algo inverosímiles.

3Unos personajes inadaptados que acaban siendo así por las circunstancias de su vida y que vivirán un viaje en el que toda su percepción del mundo cambiará y ellos mismo se convertirán en personas diferentes.

La premisa es buena, el planteamiento no me ha terminado de convencer al 100% pero me parece aceptable. Aun así, donde realmente gana puntos esta serie es en su identidad visual. Rezuma rollo indie por todos los poros, desde la fotografía hasta el vestuario o la forma de contar la historia. Utilizan imágenes muy estéticas con una fotografía cuidada y, como es costumbre en las series inglesas, la música perfecta para cada ocasión. Voces en off de ambos personajes, saltos en el tiempo,… todo el paquete está perfectamente pensado y a mi me ha convencido totalmente.

Por último comentar que me han gustado mucho las interpretaciones de Jessica y Alex. La cara de nada de James me parece estupenda y creo que Jessica borda el personaje de Alyssa haciendo que la odiemos y la queramos al mismo tiempo. Parece una serie insulsa que no lleva a ninguna parte, ‘la serie en la que E4 se convirtió en hipster’… pero es mucho más que eso y os animo a que le deis una oportunidad ¡no os vais a arrepentir!

4

Anuncios

Seis razones por las que ver… Jane the Virgin

Jane the Virgin se estrenó en el año 2014 en The CW, a partir de ahora nuestra mejor amiga. Efectivamente voy un poco tarde en la vida pero es que hace relativamente poco tiempo que tengo Netflix y que mi vida cambió para siempre.

La serie es una adaptación de la telenovela venezolana Juana, la virgen y nos presenta a ​Jane Gloriana Villanueva (Gina Rodriguez), una joven que se queda embarazada después de ser artificialmente inseminada por error. ¿Una joven virgen que se queda embarazada de un chico, al que besó hace no se cuantos años, justo cuando su actual novio le pide matrimonio? Un argumento sin fisuras. Después de leer esto ya deberíais querer ver la serie pero es que hoy me siento generosa y os voy a dar otras 6 razones para convenceros de que Jane the Virgin merece muchísimo la pena (por si alguien sigue dudando a estas alturas).

1. El narrador

Me encanta. El narrador nos acompaña durante toda la serie y es el encargado de explicarnos que está pasando y de repetir (una y otra vez) quien es cada personaje, de donde viene y a donde va. Es genial como lo explica absolutamente todo, todo el tiempo, por si eres un poco torpe y necesitas que te refresquen la memoria cada dos episodios. Pero es que no solo se limita a contarnos la serie y evitar que nos perdamos, también tiene un toque cómico que me encanta. La voz en off se convierte en un personaje más y realmente acompaña al espectador a través de la trama. No es casualidad que esté en el número 1 de la lista, para mi una de las mejores cosas de la serie.

2. Rogelio De La Vega

ytmFHoNK
#Brogelio #FamilyLove #LavenderUp

Si algo bueno tiene Jane the Virgin son sus personajes (creo que queda claro porque casi todos los puntos son sobre personajes). Pero de entre todos los personajes memorables hay uno que sobresale: el gran Rogelio de la Vega (Jaime Camil). Lo de Rogelio es otro nivel, cada frase que sale por su boca es una grandeza. El recién descubierto padre de Jane tiene el ego más grande que se puede encontrar pero es a la vez la persona mas amable y dispuesta a ayudar de la serie. Sus amigos famosos, su forma de ayudar, su nivel de adicción al Twitter (a ver, que incluso tiene un perfil en la vida real: @RogelioDeLaVega), su bromance con Michael… todo en el es oro puro y por eso es mi personaje favorito, sin duda. FAN!

3. Jane

Obviamente no podía dejar fuera de esta lista a Jane. Reconozco que el carácter del personaje me pone un nerviosa a veces pero me encanta ver una serie con un personaje como ella.

1
Jane the Virgin pone en valor el papel de la mujer y la familia a través de tres generaciones de mujeres Villanueva.

Jane the Virgin es una telenovela, concebida como una parodia sí, pero telenovela al fin y al cabo, y me encanta ver a una chica como Gina en el papel protagonista. Es una chica que, fisicamente, no encaja del todo con el prototipo de las protagonistas de telenovela, no digo que sea fea ni nada por el estilo, solo digo que todas y todos hemos visto alguna telenovela y vemos como son las actrices (aparte de poli-operadas en muchos casos). Y no es solo el físico, Jane es una chica normal, estudia y trabaja de camarera para sacarse un dinero. Es lista y racional y el contrapunto perfecto de su madre Xiomara (Andrea Navedo), que quizás si que encaja mejor es ese cliché ‘telenovelesco’.

4. Personajes secundarios

Además de Rogelio hay muchos personajes secundarios que le dan un toque a la serie. Desde Petra (Yael Grobglas), la mala malísima que no puede faltar en cualquier buena novela hasta Alba Villanueva Abuela para los amigos (Ivonne Coll), que es la imagen de la bondad. Petra es un personaje que cambia mucho durante la serie y aunque al principio no me gustaba nada he de reconocer que le he cogido cariño. Y en cuanto a Alba… ¿que decir de esta gran mujer que solo habla en castellano y que tiene un master en rezar? Pues que me encanta. También tenemos a los rivales por el amor de Jane: Michael Cordero Jr. (Brett Dier) y Rafael Solano (Justin Baldoni). A mi Rafael no me gusta ¡Ya lo he dicho! Y la verdad es que Michael de bueno es tonto el pobre. Son dos personajes totalmente contrarios que se complementan bien en la serie pero no me emocionan demasiado, que le vamos a hacer. Mención aparte se merecen Luisa, que es un personaje loquísimo que me hace mucha gracia, y la madre de Petra y su maravilloso acento que me ha hecho soltar más de una carcajada (esa señora si que es mala, que maravilla).

5. Los cameos

Paulina Rubio, ,David Bisbal, Juanes, Gloria y Emilio Estefan, Kesha, Bruno Mars, Britney Spears, Charo… Epic. Nada más que comentar.

4

6. El formato

Una telenovela ya es una cosa maravillosa. Amor, odio, rencor, tirones de pelo, giros de guión… pero ¿que pasa si parodias una telenovela? Pues que alcanza otro nivel. Jane the Virgin es una parodia pero realizada con mucha inteligencia. Los malos malísimos, la protagonista dulce, el trio amoroso… todo está ahí pero con sutiles cambios que hacen que el guión brille. Me encanta como llevan todas las tramas sin perder la esencia pero a la vez creando un estilo propio y más moderno; me encanta como la comedia, la parodia y el drama se mezclan y funcionan perfectamente; y me encanta ver a un reparto tan latino en una serie estadounidense. ¡Claro que sí!

Para terminar, solo decir que yo (como mi gran amigo Rogelio) soy y seré siempre #TeamMichael

La Emperatriz de los Etéreos | Bienvenidos al mundo de la Emperatriz

1


Bipa no cree en los cuentos de hadas. No le interesa nada más allá de las cuevas donde vive su gente.

En cambio su amigo Aer, el hijo del extranjero, parece que cada vez se aleja más de la realidad y va dejándose absorber por el brillo de la estrella azul… donde dicen que vive la Emperatriz de los Etéreos.

¿Por qué quiere partir si en el exterior solo hay hielo y al parecer lo único que se encuentra es la muerte?


¡Quiero leer más!

Riverdale (T1) | Todos somos teen

Última serie y última obsesión. Si, hace muchos años que dejé el instituto pero las historias de adolescentes son un filón tengas la edad que tengas. Riverdale es una serie de The CW, recordemos por favor que está gente es la misma que está detrás de cosas como Gossip Girl, 90210, Smallville, The 100 o Jane The Virgin (serie sobre la que también veo necesario escribir). Teniendo en cuenta esto podía hacerme una idea de lo que me esperaba al darle al play, pero aún así, superó mis expectativas. No os voy a mentir, no me parece una buena serie (en mi humilde opinión), pero aún así funciona. ¿Por qué? Intentemos averiguarlo.

¡Quiero leer más!